20 años sirviendo niños y familias globales

por Connie BelciugRead in English

Sobre la autora
Connie Belciug, Ph.D., ha servido como la directora ejecutiva del Children’s Emergency Relief International (CERI por sus siglas en inglés) por los últimos cuatro años y ha trabajado con la organización por 12 años. Originalmente de Moldava, Connie ahora pasa su tiempo entre su país de origen, India, Sri Lanka, los países en el África, y la oficina central de CERI en los E.E.U.U., siempre trabajando para mejorar las vidas de los niños que necesitan una familia propia.


El inicio

Children’s Emergency Relief International (CERI) empezó en el año 1999 con el sueño de un hombre para mejorar las vidas de los niños viviendo en el país antes conocido como la Unión Soviética. Después de presenciar la vida en un orfanato y conocer a niños suplicando en las calles en Moldava, Kevin C. Dinnin, el presidente y el CEO del BCFS System, fundó a CERI con la visión de ofrecer a niños huérfanos en la Europa del Este la oportunidad de vivir con familias amorosas. A lo largo, la visión se realizó ser una visión global, alcanzando a millones de niños por cuidado directo y cambios a la política. Hace veinte años, cuidar a los niños en familias en vez de orfanatos todavía era un concepto nuevo en países en desarrollo. En 2001, CERI inicio un programa de cuidado temporal en Moldava, colocando a niños que vivían en orfanatos con familias de cuidado temporal reclutadas de iglesias cristianas locales. Con manejo de caso constante y apoyo financiero proporcionado por patrocinadores de niños, cienes de colocaciones fueron exitosas. Cienes de huérfanos encontraron sus familias para siempre y prosperaron como el resultado de crecer en un ambiente familiar estable y amoroso.

Crezca una visión

Con el programa de cuidado temporal de CERI en curso, nos enfocamos en fortalecer el sistema de protección de niños entera en Moldava. Mediante una colaboración con UNICEF, ayudamos al Ministro de Protección Social de Moldava crear una red fuerte de trabajadores sociales para apoyar a los niños y las familias más vulnerables en el país.

La protección de los adolescentes en riesgo del tráfico humano se convirtió en nuestra nueva meta. Históricamente Moldava ha sido un país de origen para el tráfico humano en Europa del Este con el riesgo aumentado para la explotación de niños que no viven en un ambiente familiar.1 Debido a colaboraciones con iglesias y corporaciones en los Estados Unidos, CERI protege a los niños y los jóvenes del trafico humano. Nuestro programa de cuidado transicional apoya a los jóvenes que llegan a la edad para salir del orfanato con vivienda, entrenamiento para trabajo, consejo y apoyo académico.

En Moldava, hemos impactado a las vidas de miles de niños y hemos ayudado a un país entero a cambiar la manera en que cuiden a sus niños. Con un compromiso para ver a más niños crecer con el amor y apoyo de una familia, CERI ha trabajado en países alrededor del mundo, incluso Rumanía, Ucrania, la República Centroafricana, Georgia y México.

Hoy en día, nuestros programas en curso ayudan a los niños en Moldava, Sri Lanka, India y Suráfrica.

Gran impacto

Dos décadas de proteger a los niños nos ha ensenado algo importante. Para que los niños puedan crecer en una familia amorosa y alcanzar a su potencial entera, debemos trabajar en todos niveles.

Cuando oímos la palabra “huérfano,” la mayoría de nosotros pensamos en orfanatos. Por siglos, el mundo ha ayudado a los niños quienes no estan en el cuidado de sus padres proveyendo a ellos refugio, comida y ropa. Si miramos más allá de la estructura física de los orfanatos, empezamos a ver a los factores que dirijan a los niños a los orfanatos. Ochenta y nueve por ciento de los niños que viven en un orfanato tienen a lo menos un padre vivo, y muchos tienen los dos vivos.2 Más sorprendente es el hecho de que muchos “huérfanos” tienen familia extendida como sus abuelos y tías y tíos quien quieren criarlos.

Para que un niño se desarrolle exitosamente en cada área de su vida y tenga el apoyo que necesita para prosperar, la familia es algo crítico. La familia mantiene a los niños seguros y proveen sus necesidades. Una familia nutre a los niños mientras desarrollan y los ayudan a preparar para el futuro. La familia es el único factor más influyente para predecir el bienestar de un niño en la vida. Lo que más necesitan los huérfanos, más allá que el alimento, el refugio y la ropa, es una segura y amorosa familia que puede satisfacer todas sus necesidades. En cambio, las familias necesitan ser apoyadas y empoderadas por sus comunidades y sus naciones.

Nuestra definición de orfandad ha sido expandida mientras hemos trabajado con miles de niños y familias vulnerables. Hemos aprendido que, en los tiempos difíciles, estos niños no tenían una familia amorosa a quien recurrir, ni una comunidad solidaria para abrazarlos, ni leyes nacionales para protegerlos.

La orfandad es cuando a un niño le hace falta una familia amorosa, una comunidad segura y políticas justas para protegerlos durante los momentos más oscuros de la vida.

Con esta nueva manera de pensar, CERI ha crecido para ayudar a más personas. Además de servir a los niños y adolecentes inocentes que no tienen un hogar estable, ahora apoyamos a las familias vulnerables y también a los cuidadores, entrenamos personas locales que sirven a los niños, trabajamos con los líderes en la comunidad para proveer servicios esenciales y ayudamos a naciones enteras crear las mejores sociedades para niños.

Nuestra nueva visión está enfocada en prevenir la orfandad, trabajando en todos los niveles – niño, familia, comunidad, país. Cuando dirigimos las causas fundamentales de la orfandad en cada uno de estos niveles, las familias están fuertes y se quedan juntas, y más niños tienen el amor y cuidado que necesitan para prosperar en la vida.

La investigación y la experiencia nos ensena que solamente la familia provee el ambiente óptimo para que un niño pueda crecer y que una comunidad segura promueva el bienestar familiar.3 Cuando las naciones mantengan las leyes que promuevan los derechos de los niños para que crezcan en una familia, las sociedades enteras están formadas para cuidar a los niños en la mejor manera.

Nuestro enfoque

Restablecer los niños a una familia donde sus derechos humanos están mantenidos, y se satisfacen completamente las necesidades básicas.

Empoderar a las familias para proporcionar el mejor ambiente hogareño para sus hijos.

Equipar a los líderes comunitarios para proporcionar una gama completa de servicios centrados en los niños a los niños y a las familias.

Asociarnos con gobiernos para desarrollar las políticas que protegen a los niños y las familias y garantizan la igualdad de oportunidades para todos los niños.

El Futuro

Celebramos veinte años con una visión renovada para el futuro y una nueva manera de vocalizar nuestra poderosa historia. Nuestra esperanza es que más niños sean criados en familias y que más comunidades y naciones sean dedicadas en la prevención de la orfandad. Creemos que se requiere todos nosotros para asegurar que todos los niños tengan la oportunidad de crecer en una familia amorosa. ¡Únase con nosotros y sea parte del cambio de vidas alrededor del mundo! Hasta que no haya niños abandonados ni familias que luchan por permanecer juntos, tendremos una visión hacia la cual trabajar y una misión que cumplir.


1Trafficking in Persons Report,” U.S. Department of State, junio 2018.
2 unicef.org
3 childfriendlycities.org